Aplicaciones

Alemania: un HP 7000 se corona como campeón de la demolición

El HP 7000, una máquina impresionante de 4 toneladas de peso, está entre los martillos hidráulicos más grandes del mundo y al mismo tiempo es muy fiable y productivo, gracias a su sistema hidráulico inteligente.

Estas características convierten al HP 7000 en el compañero ideal de cualquier trabajo en cantera o galería, donde funciona de manera eficiente e imparable durante años.

Además, los costes de mantenimiento y el desgaste de la excavadora son mínimos. Sin embargo, en la demolición, los desplazamientos constantes, los trabajos irregulares y tiempos muertos, la variedad de los materiales y, naturalmente, la posición desfavorable del cincel exigen al HP 7000 una calidad incluso superior.

El ingeniero Ralf Oberföll, director técnico de Münzner-Bau GmbH, conoce bien las problemáticas de este tipo de trabajos. También sabe lo importante que es en la demolición confiar en un socio capaz de prestar puntualmente mantenimiento y piezas de recambio, para respetar los plazos de entrega. Münzner-Bau GmbH, de Karlsruhe, Alemania, es una empresa conocida por sus más de 50 años de experiencia. La calidad de su trabajo, su parque de máquinas y su continua actualización hacen de ella una empresa líder en la Alemania sur occidental. Münzner-Bau opera en varios sectores, desde la demolición a la gestión de residuos, el reciclaje y la recuperación, aunque los trabajos de demolición de gran dificultad siguen siendo su especialidad.

En 2006, la empresa decidió equipar su CAT 330 CLN, de unas 35 toneladas, con un nuevo martillo hidráulico de grandes dimensiones. Se asignó al director técnico, Ralf Oberföll, la labor de encontrar el instrumento capaz de satisfacer las necesidades específicas de la empresa. Se consultó a todos los proveedores importantes del sector de la construcción y las demoliciones, entre ellos LST. Se compararon y discutieron todas las especificaciones y datos técnicos. Se realizaron inspecciones, analizando los resultados obtenidos en comparaciones reales de los martillos seleccionados.

El HP salió victorioso. El modelo de LST es una versión Whisper desarrollada específicamente para la demolición, con sistema de engrase automático y casquillos de acero. Acoplado al CAT 330 CLN, el HP 7000 destrozó a sus competidores. Lo que más gustó a Münzner-Bau fue sobre todo la regulación automática de la energía y de la frecuencia de los golpes según la dureza del material a demoler, lo que reduce las vibraciones transmitidas a la máquina y suaviza el funcionamiento. El servicio continuo de 24 horas los siete días de la semana, su excelente competencia técnica y la disponibilidad de piezas de recambio han convertido a LST en un socio de la mayor calidad.

Pocas semanas después de decidirse su adquisición, el martillo ha iniciado su primer trabajo: se asignó a Münzner-Bau el desmantelamiento de un emplazamiento industrial. El HP 7000 deberá demoler unos enormes cimientos de hormigón. Todas las bases tenían un grosor de 2,5 m. de hormigón de alta resistencia, empotrado en el terreno. Se debía demoler y retirar un total aproximado de 1.500 m3 de hormigón reforzado en menos de 7 días. "Gracias al HP 7000, con una herramienta de 180 mm. de diámetro y la regulación automática del golpe, se pudo superar este desafío con una sola excavadora". Éste es el testimonio del director técnico, el ingeniero Ralf Oberföll.

Operatividad perfecta: 120 cargas de 1.500 m3 de hormigón altamente reforzado en 7 días con una sola excavadora. ¿Imposible? No para un HP 7000 HD/W, en la versión especial de demolición preparada por LST.